Prepare a sus hijos para exámenes médicos

Compártelo en:

Su acompañamiento en estos procedimientos es vital para reducir la ansiedad de los niños.

El sitio web Medlineplus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. brinda algunas recomendaciones para los exámenes médicos de los pequeños.

  • Aunque se prepare, probablemente su hijo va a llorar, sea consciente de eso. Procure permanecer tranquilo para evitarle estrés al niño y ponerlo más nervioso.
  • Intente explicarle el proceso a su pequeño con un juego, en lenguaje sencillo, que él pueda entender. Asegúrese de que el niño entienda qué parte del cuerpo estará afectada por el examen y si va a presentar algún cambio luego; sea sincero.
  • Procure enfatizar en los beneficios del procedimiento, como el hecho de sentirse mejor y volver a casa luego. Puede ofrecer una invitación para después, sin condicionarlo a portarse bien durante el exámen.
  • Sin duda su presencia ayudará al pequeño durante el proceso, sobre todo si el examen permite que mantengan un contacto físico.

Tenga en cuenta

En algunos casos, es posible que el niño sea inmovilizado, pues no tiene el control físico ni la capacidad para atender las órdenes que los mayores sí. Si esto sucede, será buscando la seguridad y comodidad del pequeño. También es muy factible que su hijo se resista al procedimiento e intente escapar, abordarlo de manera firme y directa, por su parte y por el personal médico, puede ser útil.

 Lea también: Citas para conversar sin reservas

+ leídos

Cita express: un servicio para tus prioridades de salud
abril 18, 2024
Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024

También te puede interesar

Los cuidados paliativos en la actualidad son considerados como una especialidad que consiste en la atención total al cuerpo, la...
Más del 90% de los tumores de ovario se desarrollan a causa del crecimiento descontrolado y la multiplicación de las...
Dolores no procesados que tuvieron su origen en la crianza y que repercuten en la adultez: hablamos de las heridas...