Una parálisis facial puede ocurrir a cualquier edad

Compártelo en:

La parálisis facial ocurre cuando a una persona le resulta imposible mover algunos o todos los músculos en un lado de la cara.

Según la Asociación Colombiana de Otología y Neurotología, es una patología relativamente frecuente, así como múltiples sus causas. Sin embargo, el portal MedlinePlus advierte que un daño o hinchazón del nervio facial, así como en el cerebro (accidente cerebrovascular) son las razones más comunes. Cambios repentinos de temperatura, tensión, infección de un oído, tumores, intoxicaciones también entran en ese listado.

El resultado, en cualquier caso, es una deformidad estética y funcional, acompañado de alteraciones emocionales, sociales y profesionales en la persona que lo padece, pues se ve afectada su calidad de vida, pudiendo presentar dificultad en el habla y resequedad en los ojos. Incluso pueden resultar otros músculos del cuerpo comprometidos, de acuerdo con cada episodio.

Lo recomendable es que la persona acuda al médico si tiene debilidad o entumecimiento en la cara, y de manera urgente, si con estos experimenta un dolor de cabeza intenso, crisis epiléptica o ceguera. El especialista revisará la historia clínica del paciente para determinar el diagnóstico y elegir el tratamiento más adecuado, que incluye una terapia de rehabilitación centrada en recuperar la movilidad afectada.

La parálisis facial puede ocurrir a cualquier edad y en individuos relativamente sanos. Algunas veces, la persona se puede notar un aumento de los sonidos en un oído, disminución del sabor y un parpadeo irregular.

+ leídos

salud de tus dientes
10 hábitos que mejoran la salud de tus dientes
mayo 24, 2024
Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024
Yoga en casa: una disciplina milenaria en tu domicilio
mayo 10, 2024

También te puede interesar

Aunque se suelen asociar los problemas de la caída del cabello o calvicie con los hombres, la verdad es que a las mujeres...
Te invitamos a hacer parte de Salud +, un plan de lealtad por medio del cual premiamos la fidelidad, antigüedad...
Los buenos hábitos para lograr una noche de sueño reparador se crean desde la infancia. Recomendaciones para establecer una rutina.