La detección precoz, clave en el manejo de esclerosis múltiple La detección precoz, clave en el manejo de esclerosis múltiple

El diagnóstico y manejo temprano de la esclerosis múltiple es la mejor estrategia para garantizar mejor calidad de vida a quienes la padecen.

La esclerosis múltiple se da como una respuesta autoinmune del sistema nervioso central que afecta la mielina y las neuronas de la corteza cerebral, influyendo en la recepción de señales nerviosas en todo el organismo.
Explica el especialista en enfermedad desmielinizante  y coordinador del Comité Temático de Esclerosis Múltiple de la Asociación Colombiana de Neurología, Carlos Navas Cardozo, que la interrupción de las señales nerviosas “hace que la velocidad de la conducción eléctrica sea más dispendiosa porque se gasta más energía y, por física, en la medida en que haya más gasto energético, hay más producción de calor. Estos incrementos de calor son un factor como tal para que los pacientes sean más lentos, presenten fatiga e inclusive puedan condicionar a que eléctricamente se bloqueen, lo que empeora y magnifica los síntomas”.

Cada vez se han desarrollado mejores tratamientos farmacológicos, que dependiendo del estadio en que se encuentre la enfermedad, ayudan a  tener una mejor calidad de vida. Por eso, entre más temprano se detecte la enfermedad y se haga un manejo médico adecuado, mejor será la esperanza y calidad de vida del paciente.

Tener un buen plan de ejercicio físico, acompañado de estrategias de control de temperatura es fundamental para contrarrestar la fatiga, que es el principal síntoma discapacitante de la enfermedad. “Tener una vida sana, dieta balanceada, consumo de abundantes verduras, baja ingesta de sal, grasas saturadas y  ejercicio físico. Así mismo, realizar una visita regular a su neurólogo, con el fin de tener un control de los medicamentos que se aplican o toman”, son algunas de las recomendaciones del especialista.

El 31 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple.