Mantener el colesterol a raya Mantener el colesterol a raya

Niveles sanos de esta sustancia se traducen en beneficios para la salud y calidad de vida. Con hábitos saludables simples puede controlar fácilmente su balance.

Aunque sea una sustancia necesaria para que el cuerpo pueda formar células sanas, vitaminas, hormonas y otras sustancias, lo cierto es que el colesterol en exceso puede ser bastante riesgoso para la salud.

De acuerdo con la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, las causas que pueden elevar los niveles de colesterol son muy variadas y algunas de ellas no se pueden modificar, pues provienen de factores como la genética, la edad y el sexo.

“El colesterol empieza a elevarse hacia los 20 años y continúa subiendo hasta los 60 o 65. En los hombres tiende a ser más alto antes de los 50 años que el de las mujeres con esa misma edad, pero después ocurre lo contrario dado que los niveles en las mujeres tienden a subir con la menopausia”, sostiene un informe de la entidad.

Sin embargo, son varios los hábitos de vida saludables que se pueden adoptar para mantener un nivel sano de colesterol y evitar las complicaciones a la salud.

Cuídese del exceso

La Clínica Mayo enumera como hábitos y factores que pueden aumentar el nivel de colesterol algunos como la falta de ejercicio, la obesidad, el tabaquismo, la edad o la diabetes.

No obstante, uno de los más importantes es la mala alimentación. Comer grasas saturadas o trans, que se encuentran en su mayoría en alimentos procesados, pueden elevar esta sustancia. Asimismo comidas como la carne roja y los productos lácteos enteros.

Lo que sucede es que ese exceso de colesterol se deposita en las paredes de las arterias, reduciendo el flujo sanguíneo y provocando síntomas de alarma como dolores en el pecho, u otros eventos como ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Para prevenirlo, la clínica recomiendan seguir estas indicaciones:

  • Seguir una dieta baja en sal, que ponga énfasis en el consumo de frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Limitar la cantidad de grasas de origen animal y usar las grasas buenas con moderación
  • En lo posible, bajar de peso y mantenerse en un nivel saludable
  • Dejar de fumar
  • Realizar ejercicio la mayoría de los días de la semana durante, por lo menos, treinta minutos
  • Reducir el consumo de alcohol y beberlo con moderación
  • Controlar el estrés

Siga leyendo: Probiótico contra el colesterol