Nueve medidas para prevenir el insomnio Nueve medidas para prevenir el insomnio

El insomnio es uno de los trastornos del sueño más comunes con más consecuencias sociales y para la salud.

La falta de sueño casi siempre está asociada a la fatiga diurna o a alteraciones en el estado de ánimo. Sus efectos pueden navegar desde la falta de concentración y sensación de cansancio al día siguiente de no dormir, hasta depresión u otras patologías cuando el evento es consecutivo.

La Guía de Práctica Clínica para el Manejo de Pacientes con Insomnio en Atención Primaria del Ministerio de Sanidad y Política Social de España, señala medidas fundamentales de higiene del sueño, que de convertirse en hábitos le pueden garantizar un buen descanso:

  1. Vaya a la cama solo cuando sienta sueño, pero trate de mantener horarios fijos. Así acostumbra el organismo.
  2. Evite quedarse en la cama más tiempo del necesario. Una vez se despierte, levántese.
  3. Disminuya la siesta durante el día. No pase de 20 o 30 minutos.
  4. Reduzca el consumo del alcohol, cafeína o bebidas estimulantes. Además, no tome mucha agua antes de acostarse o tendrá que despertarse a medianoche para ir al baño.
  5. Nunca se acueste con hambre, pero tampoco se exceda en la cena.
  6. Elija condiciones ambientales frescas para dormir y verifique que la luz, los ruidos y la ventilación no lo molesten.
  7. Evite situaciones estresantes antes de acostarse.
  8. Realice ejercicio físico durante el día.
  9. Practique ejercicios de relajación y respiración antes de acostarse. El yoga, la meditación y los baños calientes son actividades recomendadas por su efecto relajante.

Si tiene problemas conciliando el sueño trate de identificar la causa y no se automedique. Acuda al profesional en salud para que valore su patrón de sueño y le ayude a recuperar el descanso.