Recomendaciones para una cena de Navidad sin remordimientos Recomendaciones para una cena de Navidad sin remordimientos

Recomendaciones para una cena de Navidad sin remordimientos

CON TU CUERPO 21 December, 2015 María Alejandra Tavera


La Navidad se convierte en la oportunidad perfecta para compartir con familiares y amigos, y eso implica, por supuesto, la cena. En Colombia es muy común que esté compuesta por carnes y embutidos, sin embargo, después del anuncio realizado por la Organización Mundial de la Salud acerca del daño que el consumo frecuente estos alimentos pueden causar a la salud, muchos se preguntan qué ofrecerán a sus invitados y qué comer cuando estén frente a la mesa.

Liliana Peralta, Directora del Programa de Ingeniería de Alimentos de la Universidad de La Salle, citada en un comunicado de esta Institución, entregó algunas recomendaciones que pueden serle muy útiles a la hora de escoger su menú y saber que está tomando decisiones que no solo van a satisfacer su paladar, sino que no afectarán su salud.

Preste atención a sus hábitos: la especialista asegura que ningún alimento es malo en esencia, son nuestras costumbres alimenticias las que pueden aumentar el riesgo de afectar nuestros órganos y salud. La recomendación es variar el menú.

La cantidad: no solo aplica para la carne o embutidos, para toda clase de comidas, es necesario moderar las porciones y no caer en excesos.

Variedad: para la cena de Nochebuena, no opte solo por un grupo de alimentos. Piense en proteínas como pollo, carne o pescado y en acompañantes como frutas y verduras, que además de ser saludables le darán toques de sabor y color a su comida.

Esté atento a las fechas de vencimiento: verifique siempre que lo que esté comprando tenga un amplio margen hasta la fecha de expiración. Si un alimento tiene color u olor extraño, absténgase de comprarlo y ofrecerlo.

Calcule bien al descongelar: si lo hace con una porción muy grande y luego tiene que volver a congelarla permitirá el desarrollo de microorganismos.

Peralta advierte además que la información entregada por la OMS no debe tomarse como una declaración, sino como una nota informativa.

Durante esta temporada recuerde no abandonar sus hábitos, realizar actividad física y no caer en excesos ni con la comida ni con el alcohol, puede ser perjudicial para su salud.