Retomar el hábito del sueño luego de vacaciones Retomar el hábito del sueño luego de vacaciones

Evite desesperarse si no se duerme rápido. Seguir rutinas y buenas prácticas antes de irse a dormir puede evitar que caiga en el insomnio…

Si cambió sus patrones habituales de sueño en las vacaciones y debe volver al trabajo y teme que sus noches se conviertan en interminables horas contando ovejas, la mejor manera es volver a reconstruir el hábito con algunos sencillos consejos que entrega el Hospital de Cleveland en su página web:

  1. Piense positivamente: si  va a la cama con alguna predisposición negativa de tipo “si no duermo por 8 horas, me sentiré terrible mañana”, pruebe cambiar su enfoque mental.
  2. Establezca un horario: ir a dormir y levantarse a la misma hora le indican a su cuerpo y mente cuándo debe cambiar de estado. Evite las siestas.
  3. Evite utilizar el alcohol como relajante: contrario a lo que se cree, beber gran cantidad de bebidas alcohólicas fragmentan el sueño y hace que se levante en la noche. la nicotina y la cafeína tampoco son buenas compañías para antes de irse a dormir.
  4. Procure tener actividad en el día: hacer ejercicio es lo ideal (evitar hacerlo antes de dormir), si no puede por lo menos realice actividad moderada, estar un rato en el sol y caminar también puede ayudar.
  5. Evite comidas abundantes o especiadas: un snack ligero mejor, puede ayudarlo a que la digestión no interrumpa el descanso.
  6. Haga de su cuarto un espacio confortable: ni muy caluroso, ni muy frío; colchón firme; a oscuras y evite el ruido con tapones para el oído o el ruido de un ventilador.

¿Qué hacer si igual no concilia el sueño? lea un poco o realice una actividad que no sea súper estimulantes hasta que vuelva a sentir el deseo de dormir.

La importancia de crear rituales: El médico Danilo Sánchez, a través de información que comparte el Grupo Espumados, indica que crear un ritual para dormir ayuda a generar una alarma en el cuerpo que avisa al cerebro que llegó la hora de descansar. Se puede empezar, apagando el celular (lo ideal) o bajando su volumen; tomar un vaso con agua; cepillarse los dientes; ponerse el pijama, estas rutinas ayudarán a crear el hábito, si se hace todos los días, ideal a la misma hora.

Lea también: A dormir también se aprende