Sexualidad en pandemia, ¿qué hay que saber? Sexualidad en pandemia, ¿qué hay que saber?

En este aspecto de la vida, el contacto físico es clave para las relaciones sexuales presenciales. Limitarlo implica cambios.

Es importante aclarar que la covid-19 no es una infección de transmisión sexual y que hasta el momento no hay evidencia de que el virus se contagie a través de semen o fluidos vaginales. Así lo explica Planned Parenthood en su sitio web; pero además agrega que sí se difunde por contacto directo con la saliva.

La recomendación del portal es, en la medida de lo posible, evitar el contacto cercano con quienes vivan fuera de su casa. En este caso, “las parejas sexuales más seguras son las que ya viven contigo”. Igualmente, es imprescindible el consentimiento: si por cualquier razón su pareja no desea tener sexo, incluyendo su preocupación por la covid-19, debe respetarlo.

Francisca Molero, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, comentó para Agencia SINC que “con parejas esporádicas o las estables abiertas habrá que utilizar medidas preventivas importantes: lavado de manos, preservativos, fundas de látex o darse más tiempo para decidir tener o no una relación sexual compartida”. Todo esto dependerá de las características y circunstancias particulares.

¿Uso de tapabocas?

Una investigación liderada por la Universidad de Harvard, publicada en mayo en Annals of Internal Medicine, concluye que para tener relaciones sexuales seguras en el marco de la pandemia es conveniente llevar este tipo de protección en la boca, además de los métodos anticonceptivos. De igual manera, Molero afirma que “El riesgo cero no existe, la responsabilidad está en adoptar todas las medidas preventivas posibles”.

Lea también: 5 actitudes para la sana convivencia, en 2 minutos