Síndrome de Cushing, un enemigo silencioso en época de coronavirus Síndrome de Cushing, un enemigo silencioso en época de coronavirus

Una enfermedad poco común pero que puede acentuarse debido al encierro por la pandemia. Sepa cómo identificarla.

El Síndrome Cushing, también conocido como hipercortisolismo, se produce cuando el cuerpo está expuesto a altos niveles de la hormona cortisol durante mucho tiempo. La Clínica de Mayo dice que la patología puede producirse por el uso de medicamentos con corticoesteroides orales, usados en pacientes con enfermedades como asma y artritis reumatoide, o cuando el cuerpo emana demasiado cortisol por sí solo.

El cortisol puede generarse por varias razones, sin embargo, una de las más comunes es el estrés. Cuando dicha hormona se libera en cantidades normales ayuda al cuerpo a realizar labores como convertir la grasa en energía, mantener el sistema inmunitario bajo control y reaccionar ante el estrés. No obstante, cuando se produce de manera excesiva puede desencadenar en este tipo de trastornos.

Desde la Clínica explican que dicho exceso puede producir algunos de los signos distintivos del Síndrome de Cushing: aumento de peso, una joroba de grasa entre los hombros, la cara redondeada, estrías de color rosa o púrpura en la piel y acné. El tratamiento para la enfermedad dependerá del origen que la provoca. Si el exceso de cortisol se debe a factores externos el paciente deberá suspender los medicamentos y esperar pronta mejoría. 

Por otro lado, si las causas son internas, la persona tendrá que someterse a diferentes estudios que determinen qué está provocando la producción de cortisol y, en caso de que se deba al estrés, los médicos podrán recomendar medicamentos que ayuden a regular el cortisol o terapias relajantes. 

En época de covid-19 es normal que los seres humanos presenten cuadros de estrés. De hecho, según una encuesta aplicada a más de 12.000 empleados en todo el mundo por Oracle y Workplace Intelligence, una firma de investigación y asesoría de recursos humanos, 2020 ha sido el año más estresante laboralmente. Por eso es importante mantenerse alerta a posibles cambios y síntomas relacionados con el exceso de cortisol.

Puede leer: ¿Mucho estrés? Acuda a una técnica de relajación