Hábitos que dañan el paladar y la oclusión

El uso de aparatos como chupos, rascaencías y juguetes, por parte de los niños, u otros hábitos que se dan en la vida adulta como morder lápices, entre otros elementos, pueden causar daños, malformaciones y comprometer la salud bucal.