Ese ideal de ser un perfeccionista

La tendencia al orden y a los detalles, así como la prevención de los errores, son cualidades de este rasgo de personalidad, común en la cultura occidental.