Tenga cuidado con el consumo de analgésicos Tenga cuidado con el consumo de analgésicos

Los analgésicos ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno, indometacina, ketorolaco, nimesulide y piroxicam-, además del eterocoxib y el rofecoxib- están relacionados con “un mayor riesgo de hospitalización por insuficiencia cardiaca”.

Así lo evidenció una investigación realizada por el Proyecto SOS y financiado por la Comunidad Europea y publicada en la revista British Medical Journal y que analizó bases de datos oficiales de pacientes en un periodo de 10 años de Holanda, Italia, Alemania y el Reino Unido (1999 – 2010).

Por sus características, todos estos productos, de la familia de los Analgésicos Antiinflamatorios no Esteroideos (Aines), son utilizados ampliamente para controlar el dolor y la inflamación, al punto que la mayoría son usados sin receta médica.

El eterocoxib y el rofecoxib -conocidos como inhibidores Cox-2- fueron desarrollados en la década de los 90 con el fin de obtener los mismos resultados, pero con una toxicidad menor para el sistema digestivo.

Estos efectos sobre el corazón, de acuerdo con la investigación, “podrían depender de la interacción de las propiedades farmacológicas, la duración y la extensión de sus acciones inhibidoras y de sus efectos sobre la presión arterial de cada molécula”.

Los investigadores invitan a los médicos para que tengan presentes estos resultados, dado el “considerable impacto que tienen las enfermedades cardiovasculares en la salud pública mundial”.