Tres opciones para retomar el ejercicio Tres opciones para retomar el ejercicio

Si tomó un receso por las vacaciones o después de mucho tiempo vuelve a la actividad física, le brindamos algunas recomendaciones.

No es fácil regresar a la rutina luego de un descanso prolongado, como las vacaciones y las festividades de Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, el ejercicio, además de que es importante para la salud en general, también es aliado para reducir el estrés y la ansiedad que se producen en ese retorno a la normalidad.

De esta manera, si este año se propuso adoptar un estilo de vida más saludable y realizar actividad física o quiere retomarla, la Universidad Oberta de Cataluña propone tres alternativas:

  1. Ejercicios aeróbicos

  • Actividades: caminar, trotar, montar en bicicleta
  • Tiempo: 20 a 30 minutos diarios
  • Intensidad: leve a moderada

Comience con un ritmo suave y vaya aumentando el ritmo, paulatinamente, a medida de que lo considere necesario y si sus condiciones de salud se lo permiten. La idea es que no sufra sofocos ni se agite de más y que disfrute del ejercicio, que le aporta a su salud cardiovascular.

  1. Ejercicios de fuerza

  • Actividades: levantar peso, usar bandas de resistencia
  • Tiempo: 1 a 3 series de 3 o 4 ejercicios
  • Intensidad: leve a moderada

Opte por cargas ligeras y bandas elásticas de baja resistencia, otra idea es hacer entrenamientos que usen el propio peso corporal. Puede hacer sentadillas, dar pasos largos (lunges) o ponerse de puntillas y finalizar con abdominales y lumbares, sin peso. Recuerde no excederse con las cargas e intensidad.

Le puede interesar: Conozca sobre los ejercicios hipopresivos y tonifique su abdomen

  1. Ejercicios de flexibilidad

  • Actividades: practicar yoga
  • Tiempo: 20 a 50 minutos
  • Intensidad: moderada

Si apenas comienza en esta disciplina, puede recurrir a una app para orientarse, a videos o a algún curso. El yoga además de mejorar la movilidad articular también le ayuda a relajarse y liberarse del estrés.

Lea también: Que el talón de Aquiles no se vuelva su debilidad al caminar