Programas de Salud

Servicios en Línea

Canales de Atención

Cómo prevenir y tratar el dolor de espalda

Compártelo en:

 

Según la Organización Mundial de la Salud, ocho de cada diez personas en el mundo han sentido alguna vez dolor de espalda, algunos son constantes y otros súbitos e intensos. Esta dolencia es considerada uno de los problemas médicos más comunes y se convierte en crónico cuando dura más de tres meses.

Las principales causas de esta dolencia son: la irritación de las articulaciones y la presión en los ligamentos o músculos, esta última, debido a discos afectados o malformaciones óseas. Una mala postura, lesiones y accidentes o enfermedades como fibromialgia, osteoporosis o artritis pueden desatar también un dolor de espalda.

Es necesario que consulte a su médico si presenta:

– Dolor que no desaparece al recostarse sobre su espalda

– Debilidad o dolor en ambas piernas

– Si sufrió una caída o lesión grave

– Fiebre y pérdida de peso

– Dolor o dificultad al orinar

En un principio, los médicos recomiendan reposo y analgésicos comunes, sin embargo, si los síntomas persisten, es posible que el especialista realice exámenes más profundos para conocer su estado de salud y la razón de su dolor. Lo normal es que usted mejore en pocos días o máximo en una semana.

Tratamientos:

Los especialistas sugieren reposo, calor, ejercicio, mejorar la postura, controlar el estrés y, en ocasiones, es necesario recurrir a la cirugía.

Cómo mejorar la postura:

* Una buena postura significa mantener el cuerpo alineado: columna recta, hombros afuera, barbilla levantada, pecho afuera y abdomen adentro.

* Es importante también que si permanece mucho tiempo sentado, mantenga su espalda recta y recostada, hacer pausas activas e incorporar a su vida prácticas como el yoga.

* Tenga cuidado al levantar un objeto. Lo primero, es calcular su peso para que la acción no le implique un gran esfuerzo. Lo segundo es saber cómo hacerlo: se recomienda agacharse por las rodillas, no a nivel de la cintura o curvando la columna hacia adelante.

* Trate de no voltear el cuello bruscamente, pues esto podría ocasionarle un traumatismo.

* Recuerde que este problema se convierte en crónico si persiste más de tres meses, no espere a que eso pase, sea prevenido, visite a su médico y siga las recomendaciones para que evite el dolor de espalda.

+ leídos

imagen_mujer_estornudando
¿Qué pasa si te aguantas un estornudo?
octubre 2, 2022
imagen_higado_hepatitis_c.jpg
Todo lo que debe saber sobre la hepatitis C
septiembre 30, 2022
mujer_mayor_durmiendo.jpg
Estudio sugiere relación entre exceso de sueño y riesgo de desarrollar demencia
septiembre 29, 2022

Tambien te puede interesar

Comerse la piel alrededor de las uñas y mover las piernas sin parar son comportamientos comunes, que pueden estar asociados...
Cuidar la piel también es un asunto de hombres, en especial cuando se irrita o enferma. Asesora Ana María Villa,...
Llevar el atuendo inadecuado o ignorar las normas básicas de higiene en el gimnasio pueden provocarle molestias innecesarias a su...