Programas de Salud

Servicios en Línea

Canales de Atención

Evite el pie diabético

Compártelo en:

Cambios en la piel del pie, así como callos, llagas y hasta amputación de la extremidad pueden sufrir las personas que padecen diabetes. La mayoría de los casos se presentan por daño de los nervios y mala circulación.

Según el portal MedlinePlus, «el daño a los nervios que produce la diabetes puede hacer que pierda la sensación en los pies, lo que hace posible que la persona no sienta la cortadura, ampolla o llaga». Es así como una ampolla pequeña puede convertirse en una infección en pocos días. (Ver artículo En el Día Mundial de la Salud préstele atención a la diabetes).

La Organización Mundial de la Salud OMS y la Federación Internacional de la Diabetes recomiendan a las personas con diabetes someterse a una evaluación de posibles problemas de pie al menos una vez al año, pues la ausencia de síntomas no significa que estén sanos. El examen se realiza con el paciente acostado y de pie.

Evite los problemas en los pies, así:

  • Deles un chequeo a diario
  • Lávelos todos los días
  • Lime los callos y callosidades suavemente
  • Córtese las uñas
  • Póngase medias y zapatos
  • Protéjalos del frío y del calor
  • Camine, monte bicicleta y haga gimnasia le ayudará a mantener una óptima circulación sanguínea.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no puede producir insulina o cuando el cuerpo no puede hacer un buen uso de la insulina que produce.

+ leídos

imagen_comida_reciclada.jpg
Cocina con la filosofía zero waste
noviembre 6, 2022
imagen_frutas_jugos.jpg
Si usas plantas medicinales, esta información es para ti
noviembre 4, 2022
comer saludable
¿Hay algún límite al comer saludable?
noviembre 2, 2022

Tambien te puede interesar

Si visitas al odontólogo, aseas tu boca después de cada comida y usas hilo dental, ¡felicitaciones! Sin embargo, te recordamos...
Identificar qué tanta azúcar tienen los alimentos procesados no es tarea fácil. Una opción para estos últimos es aprender a...
Tienen en común varios de sus síntomas más característicos por lo que diferenciarlos suele ser difícil.