Programas de Salud

Servicios en Línea

Canales de Atención

Molestias y lesiones que afectan la ingle

Compártelo en:

Las zonas inguinales están ubicadas a cada lado del cuerpo en los pliegues donde el abdomen se une con las piernas. La zona púbica se encuentra entre estas dos.

La Clínica Mayo indica que es posible que una persona haya tenido un problema menor en la ingle en algún momento de su vida por la práctica de algún deporte o una rutina asociada a su trabajo y tareas del hogar. Este tipo de molestias, generalmente, se dividen en:

  • Lesión aguda: puede ser causada por un golpe directo, una herida punzante, una caída o por doblar la pierna en una posición anormal. Se puede tener también una distensión o un desgarro de un músculo de la ingle al hacer ejercicio y al levantar, empujar o tirar objetos pesados.
  • Por uso excesivo: se produce cuando se ejerce demasiada tensión en una zona. Esto sucede cuando se realiza una misma actividad día tras día. Esto puede provocar distensión muscular o desgarros, siendo posible que se presente hinchazón.
  • Fracturas avulsivas: sucede cuando una fuerza hace que un tendón o un ligamento se separe de un hueso. Afecta, sobre todo, a atletas adolescentes que participan en deportes que implican saltar, patear, correr o superar obstáculos.

Es importante tener en cuenta que las infecciones pueden provocar uno o varios bultos o inflamación en la zona inguinal. Estos pueden agrandarse y doler si hay una infección. Si esta es menor, la hinchazón puede durar unos pocos días e irse sola.

Le puede interesar: Tras un diagnóstico a partir de los ganglios inflamados

+ leídos

imagen_mujer_estornudando
¿Qué pasa si te aguantas un estornudo?
octubre 2, 2022
imagen_higado_hepatitis_c.jpg
Todo lo que debe saber sobre la hepatitis C
septiembre 30, 2022
mujer_mayor_durmiendo.jpg
Estudio sugiere relación entre exceso de sueño y riesgo de desarrollar demencia
septiembre 29, 2022

Tambien te puede interesar

Garantizar una buena salud bucal de por vida empieza en el vientre de la madre. Hay que cuidarse de enfermedades...
Comer bien no solo es cuestión de elegir adecuadamente los alimentos, sino de saber conservarlos para que mantengan sus nutrientes...
Según estudios recientes, la salud mental se conecta más de lo que se cree con la salud cardiovascular. Aquí le...