Programas de Salud

Servicios en Línea

Canales de Atención

¿La fibromialgia es una enfermedad común? Conoce más 

Asesoría:
William Henry Joaquí
Anestesiólogo, especialista en Medicina del Dolor

Compártelo en:

La fibromialgia es una condición en la que se presenta dolor generalizado en el cuerpo y en ella el componente emocional también cumple un papel importante.
     

En 2021, “¿Cómo sanar?” y “¿Cómo ser resiliente?” fueron dos de las búsquedas en Google más frecuentes en el mundo. Ambas preguntas tienen que ver con la fibromialgia más de lo que pareciera, pues para el manejo de esta condición fortalecer la capacidad de sobreponerse a situaciones adversas y aliviar dolencias emocionales es fundamental. 

Si bien la fibromialgia, gracias a su incidencia, ha sido señalada como una “enfermedad de moda”, el anestesiólogo William Henry Joaquí Tapia, subespecialista en Medicina del Dolor y máster en Manejo Avanzado del Dolor y Medicina de Prevención, comenta que se viene presentando desde hace mucho tiempo, “se han establecido criterios diagnósticos para determinarla, pues no hay un examen preciso, por ejemplo en sangre, radiografía o similares, en el que aparezca claramente”.

Entonces, ¿cómo se da la fibromialgia? El especialista indica que para que una persona sea diagnosticada, la medicina convencional establece como criterios presentar dolor generalizado, es decir crónico,  en varias partes del cuerpo, por más de seis meses; sumado a fatiga, sueño no reparador y de la mano de trastornos de depresión y ansiedad, en ciertos casos. Igualmente, otras enfermedades, como la artritis reumatoide, pueden coexistir con esta condición. 

Así funciona el dolor

La sensación de dolor no necesariamente está ligada al sistema nervioso. Como lo explica el especialista William Henry Joaquí, existe el dolor neuropático, es decir, cuando hay daños en los nervios, y el dolor nociceptivo en caso de daños físicos como lesiones o fracturas. En la fibromialgia, que es una condición multisistémica, no se presenta ninguno de estos dos. “Generalmente, los exámenes muestran deficiencias de magnesio y vitamina D, así como disfunciones en la producción de energía en las células y exceso de ácidos grasos y LDL (colesterol malo) oxidado. En definitiva, hay una parte física que no funciona bien, de la mano de una mente que emocionalmente no cuenta con las herramientas para enfrentar ciertos desafíos. Incluso, a veces la fibromialgia se detona a partir de eventos impactantes”, agrega Joaquí Tapia.

 

Desde una perspectiva más amplia, explica el especialista, que en muchas ocasiones el trasfondo de esta condición reside en una baja carga de resiliencia, posiblemente por circunstancias difíciles como la falta de apoyo familiar, antecedentes de abuso, algún accidente o hecho traumático. A lo que se suman inflamaciones, producto de una alimentación proinflamatoria, el estrés excesivo, el sedentarismo o malos hábitos de descanso. 

Clave en la sanación

Este tipo de dolencia, la de la fibromialgia, no mejora con analgésicos tradicionales. Como lo describe el especialista, se trata de un dolor total, físico y emocional, y los desencadenantes pueden venir de muchos frentes, no de una causa concreta. Por lo tanto, sanar esta condición, más que curarla, requiere de un espectro más amplio: “Necesita más compromiso por parte de la persona, realizar un trabajo activo en cuanto a la salud mental; adquirir herramientas para asumir mejor los desafíos de la vida y soltar cargas emocionales”, afirma Joaquí Tapia.

 

Desarrollar hábitos de vida saludables, incluso en la adultez, es clave para el manejo y prevención de la fibromialgia. “Hablamos de una alimentación sana, buen descanso (de siete a nueve horas diarias), ojalá un hábito intestinal diario, pues el estreñimiento ocasiona disfunciones. También actividad física regular (mínimo 150 minutos semanales) y gestión de las emociones y del estrés”, dice el anestesiólogo. “Como médicos, y personas en general, hemos aprendido de la enfermedad, cómo mejorarla. También hay que aprender sobre la prevención y el mantenimiento de la salud. Tendemos a normalizar las dolencias: sufrir de la tiroides, sufrir de la presión, de diabetes, de depresión… Hemos normalizado esas condiciones que son campanazos de alerta del organismo. Es necesario buscar acompañamiento médico, para buscar ese equilibrio”, agrega. 

¿Más mujeres con fibromialgia?

Según los Centros de Control de Enfermedades de EE. UU., las mujeres son más propensas (el doble) a sufrir fibromialgia, que los hombres. El anestesiólogo William Henry Joaquí, especialista en Medicina del Dolor, destaca que aún no hay una explicación clara, “se han establecido algunas teorías. Influyen componentes hormonales, genéticos, y sociales: las mujeres suelen ser más multitareas, mamás, profesionales, hijas, esposas. La carga de estrés físico y emocional también aumenta, por lo que hay más susceptibilidad”. 

+ leídos

imagen_comida_reciclada.jpg
Cocina con la filosofía zero waste
noviembre 6, 2022
imagen_frutas_jugos.jpg
Si usas plantas medicinales, esta información es para ti
noviembre 4, 2022
comer saludable
¿Hay algún límite al comer saludable?
noviembre 2, 2022

Tambien te puede interesar

Aunque la costumbre de masticar hielo está considerada por algunos como inofensiva, podría acarrear consecuencias graves como la pérdida de...
Algunas enfermedades físicas y cognitivas pueden causar una disminución en el deseo de comer. Lo que más tarde puede resultar...
Si bien el matrimonio es una etapa de crecimiento y madurez, no por ello hay que perder la magia del...