Programas de Salud

Servicios en Línea

Canales de Atención

¿Qué caracteriza a las Personas Altamente Sensibles?

Compártelo en:

Las Personas Altamente Sensibles (PAS) perciben mayor información sensorial y desarrollan más empatía.

No se trata de algún trastorno o anomalía, sino de un rasgo de la personalidad estudiado por la psicóloga Elaine Aron en los años 90, que hace alusión a las personas que perciben y procesan mayor información sensorial.

Se estima que entre un 15% y 20% de la población humana presenta una mayor actividad de procesamiento a través de los cinco sentidos, según estudios de la Asociación Española de Psicólogos y Profesionales de la Alta Sensibilidad.

Estas son algunas características que los identifican:

  1. Reciben mayor información sensorial. Cuentan con una mayor capacidad de procesar olores, sabores y texturas. En el tema visual suelen percatarse de pequeños detalles que no perciben el resto de las personas.
  2. Profundidad de pensamiento. Hacen un análisis profundo de los pensamientos. Elaboran y toman sus decisiones con detenimiento.
  3. Desarrollan la empatía. Al presentar mayor actividad en las zonas del cerebro donde se ubican las neuronas espejo, generan empatía fácilmente y se sensibilizan con la realidad de los demás.
  4. Emociones más fuertes. Experimentan de una forma intensa todo tipo de sensaciones como la alegría, el dolor, la rabia o la decepción. Pueden sufrir saturación y estrés por el exceso de información que reciben en el día a día.

 

+ leídos

imagen_mujer_adulta_mayor_cargando_gato.jpg
Adoptar una mascota: un nuevo comienzo en la tercera edad
julio 5, 2022
imagen_arroz_con_verduras.jpg
¿Preparación saludable con carbohidratos? Sí es posible
julio 3, 2022
imagen_ilustracion_blanco_negro_personas_diversas_pride_orgullo_gay.jpg
Orgullo LGBTIQ: 4 formas de apoyarlo
julio 1, 2022

Tambien te puede interesar

La pandemia, la virtualidad y la convivencia han traído nuevas emociones que hay que aprender a gestionar para estar en...
Cualquier estímulo la produce en su dosis mínima. El ejercicio y ciertas emociones, la potencian.
La divagación, la rumiación y las fantasías son tres hábitos mentales que alteran el pensamiento y no le permiten a...