Un tiempo para… Educar con amor Un tiempo para… Educar con amor

En definitiva, la maternidad y la paternidad no son caminos sencillos, pero sí están rodeados de afecto, muchos aprendizajes y gratificación.

El espacio Mis Manos Te Enseñan, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, habla sobre algunos tipos de crianza que se han identificado, de acuerdo con las prácticas comunes de algunos padres y madres de familia.

Autoritario

Se basa en dinámicas educativas más tradicionales, ligadas a un ejercicio de poder de los adultos sobre los más jóvenes. De esta manera, las madres y padres evidencian ambivalencia en su carácter, entre estricto y cariñoso. En consecuencia, puede generar personas sumisas en algunos espacios y dominantes en otros.

Permisivo

Hay una omisión de los límites, por parte de mamás y papás, por lo tanto los niños y niñas hacen lo que quieran. Así surge el denominado síndrome del emperador, cuando son los hijos quienes tienen la autoridad en el hogar y en últimas, tienden a ser carentes de empatía, tener dificultades para asumir responsabilidades y a optar por la impulsividad.

Democrático

O colaborativo, se caracteriza por un balance entre las prácticas de crianza y una respuesta a las necesidades. Si bien cuenta con una definición clara de las normas, recurre a métodos correctivos basados en el buen trato y en el aprendizaje. Pero primordialmente se basa en la comunicación y la escucha. Procura el desarrollo de la autonomía y la confianza.

En el siguiente video le contamos cómo aplicar una crianza positiva:

banner_evento4

Prográmate para la Semana de la Salud de Coomeva Medicina Prepagada, más información aquí.