Una copa de vino para el corazón Una copa de vino para el corazón

Gracias a sus antioxidantes que combaten el colesterol malo y estimulan el bueno, el vino previene enfermedades cardíacas.

Siempre y cuando se consuma de forma moderada, esta bebida reduce los riesgos de sufrir varios tipos de enfermedades cardiovasculares debido a su contenido de resveratrol, un antioxidante que retrasa el envejecimiento y previene las afecciones en las arterias coronarias, las lesiones en los vasos sanguíneos y la aparición de coágulos. Frente a estos beneficios surge la pregunta: ¿qué tipo de vino es el más recomendado?

Como lo indica el portal Saludalia, realmente no existen evidencias que comprueben que el vino tinto es mejor para la salud que otro tipo de vino como el blanco o que la cerveza. Lo cierto es que a lo largo de su proceso de producción absorbe mayor resveratrol porque se fermenta con la piel de las uvas por más tiempo. Por otro lado, si las personas desean obtener las ventajas del antioxidante sin recurrir a las bebidas alcohólicas, la Clínica Mayo recomienda incluir en la alimentación diaria maní, arándanos azules y rojos y el jugo de uvas natural.

Le puede interesar: Por un consumo moderado de alcohol