Vivir con fibrosis pulmonar Vivir con fibrosis pulmonar

Confundida frecuentemente con asma, neumonía o Epoc, la fibrosis pulmonar idiopática es una de las denominadas enfermedades raras dado su difícil diagnóstico y valoración. 

Esta patología afecta únicamente los pulmones, presentándose de manera especial en adultos mayores, quienes comienzan a manifestar síntomas como tos constante y ahogamiento severo.

Detectar la fibrosis pulmonar de manera temprana es la mejor estrategia de supervivencia, en cuanto permite un tratamiento eficaz que garantiza mejor calidad de vida a quienes la padecen. Algunos de los síntomas que pueden aparecer, según la enciclopedia médica Medline Plus, son: dificultad para respirar, una tos entrecortada y seca que no mejora, cansancio, pérdida de peso sin razón aparente, dolores en los músculos y en las articulaciones y la acropaquia, una condición en la que las puntas de los dedos de las manos y los pies se agrandan y las uñas se curvan. Le puede interesar: Buscar pulmones Ponga atención al estado de sus pulmones

Aunque los tratamientos básicamente se enfocaban en minimizar los síntomas y el trasplante pulmonar era la única opción en casos de enfermedad avanzada, según explica en sus comunicados la farmacéutica Roche, los avances médicos, el mayor conocimiento de la enfermedad y los tratamientos antifibróticos mejoran la supervivencia de los pacientes.

En Colombia se presentan 14 casos por cada 100.000 habitantes y es más común en hombres.