Zoom al glaucoma Zoom al glaucoma

Zoom al glaucoma

CON TU CUERPO 1 February, 2018 Isabel Vallejo


Este conjunto de enfermedades es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo. Se calcula que 11 millones de personas lo padecerán en 2020.

Asesor Lucas Saldarriaga Franco, oftalmólogo

Si bien es silencioso en sus inicios, el glaucoma luego puede ser muy agresivo. En su origen es asintomático y el paciente no sospecha de su presencia, pero una vez se ha instalado en el ojo, el daño provocado alcanza niveles irreversibles si no se controla a tiempo.

Así describe el oftalmólogo Lucas Saldarriaga Franco el impacto de este conjunto de enfermedades que tienen una característica en común: provocan un daño permanente del nervio óptico.

Para entender el glaucoma, Saldarriaga asemeja al ojo con una bola de tenis de mesa, una circunferencia sellada y que tiene una presión interna que se expresa en milímetros de mercurio, con índices normales entre 10 y 21, que los especialistas miden con un equipo llamado tonómetro. Dentro del ojo el organismo produce unos líquidos —hasta dos microlitros por minuto—, que en la misma cantidad serán drenados de la cavidad por unos poros que la rodean. Esta enfermedad se forma cuando hay una generación excesiva de líquido o cuando los poros de desagüe se obstruyen temporal o definitivamente, aumentando con ello la presión interna del ojo.

Existen dos tipos: el de ángulo abierto, el más frecuente; y el de ángulo estrecho o cerrado, el más grave. Para evitar las consecuencias, la detección temprana es clave y para ello es importante acudir al especialista.

Síntomas iniciales

En el principio del glaucoma de ángulo abierto, el más frecuente, la persona no va a sentir ni a experimentar algo con su visión, aún cuando ya lo padezca. Pero al tener la presión en los níveles de riesgo, tendrá los ojos rojos, pérdida del campo visual, visión borrosa y fastidio con la luz.

En ese estado es irreversible, pero controlable con gotas y medicamentos que disminuyen la generación del líquido interior del ojo para que no siga dañando el nervio. Y dependiendo del índice de la presión, se revisa la necesidad de una intervención quirúrgica o se acude al láser.

Signos de alarma

La persona que padezca el glaucoma de ángulo estrecho o cerrado puede experimentar un dolor intenso en las noches, pérdida súbita de la visión y presiones oculares superiores a índices de 50 o 60. Es menos común pero más grave y agresivo.

35 ml de mercurio. cuando la presión supera este indicador, una persona comienza a evidenciar los síntomas.

Factores de riesgo

Los glaucomas se pueden heredar de los padres y los hermanos. También hay mayor prevalencia en pacientes con miopía o hipermetropía, y en la raza negra por cuestiones genéticas, ya que tienen una alteración en los desagües internos del ojo, llamados malla trabecular.

40 a 50 años es la edad típica en la que se puede presentar el glaucoma.

Ver también:

Glaucoma, conozca en qué consiste y cómo se puede tratar

Abra los ojos ante los sangrados oculares